Elon Musk: “Necesitamos un ingreso universal o los robots robarán nuestros empleos”

El famoso emprendedor espacial y propietario de diversas industrias, Elon Musk,  continúa en la misma senda demostrada desde hace un tiempo: mantener la alerta sobre la inteligencia artificial que un día podría superarnos y causarnos más de un problema. Ahora, Musk ha comentado que cree que eventualmente necesitaremos un ingreso universal básico debido a la «automatización».

«La gente tendrá tiempo para hacer otras cosas, cosas más complejas, cosas más interesantes», dijo a CNBC . «Sin duda, más tiempo de ocio. Y a la vez deberemos entender cómo nos integraremos en un mundo y un futuro con una gran inteligencia artificial».

«En última instancia, creo que tiene que haber una simbiosis mejorada con la súper inteligencia digital», dijo el CEO de Tesla.

¿Se imaginan un mundo en que los robots hayan robado nuestros trabajos? Bueno, este hipotético planteamiento podría convertirse en una dura realidad. A la fecha algunos avanzados robots ya se han «adueñado» de diversos trabajos -principalmente en fábricas – , y ahora el temor crece, debido a que diversos «trabajos creativos» también podrían ser conquistados por seres con circuitos. Se preguntará usted a qué tipos de trabajos nos referimos, pues bien, por ejemplo en la actualidad algunas organizaciones ya usan inteligencia artificial para generar noticias; créalo, es cierto.

Recientemente, el multimillonario y genio de la industria, Elon Musk, se pronunció: «Hay muchas posibilidades de que tengamos un ingreso básico universal, o algo así», haciendo referencia a una posible estrategia a implementar para hacer frente a la invasiva inteligencia artificial.

Aunque aún no tenemos claro si las máquinas reemplazarán a los humanos totalmente en muchas labores, los beneficios derivados de un ingreso universal básico serían favorables. Esto plantea que todas las personas podrían recibir los recursos suficientes para poder subsistir sin laborar. Aunque suene a ocio, es posible (según lo han planteado) que esto podría resolver el problema de la pobreza, y a la vez daría un giro a nuestra identidad cultural y económica. Como algunos han planteado: «En un mundo con ingresos garantizados y definidos, podríamos estar tan caracterizados por nuestro ocio como por nuestro trabajo».

Sí, también nos suena a socialismo; sin embargo, este – digámosle – «paraíso democrático socialista» es solo una fantasía. Para que esto se dé, los robots van a tener que apropiarse de nuestros trabajos a un ritmo creciente, lo cual generaría una gran crisis económica que desencadenaría la aceptación pública de una sociedad donde cada uno reciba asistencia del gobierno.

Murray Shanahan y Google Kurzweil creen que la tecnología se está desarrollando en una curva exponencial, lo que implica que estamos acercándonos velozmente a un momento en el que nuestra tecnología nos superará, o al menos nos volverá obsoletos. Kurzweil cree que esto sucederá en esta generación, aproximadamente en el año 2045; aunque hay voces contrarias que han manifestado su desacuerdo.

Conforme la tecnología vaya desarrollándose, es cierto que algunos trabajos se volverán obsoletos, sin embargo esto no significa que el fin este por llegar; pues podríamos utilizar justamente dicha avanzada tecnología que inventamos para crear nuevos empleos, y así le sacaríamos la vuelta a las máquinas (por algo somos humanos pensantes, y buscamos una vía de salida ante grandes problemas, pues de peores hemos salido, ¿o no?).

Según la crítica de los medios de comunicación de Guy DeBord en 1967, «Society of the Spectacle», el filósofo marxista argumenta que la automatización, el epítome de la industria moderna, «confronta el mundo de la mercancía con una contradicción: …la misma infraestructura técnica que es capaz de abolir el trabajo debe al mismo tiempo preservar el trabajo como el único generador de mercancías». DeBord cree que cuando los mecanismos aumentan la productividad, «nuevas formas de empleo deberán ser creadas antes de que el tiempo de trabajo caiga a un nivel inaceptablemente bajo». Lo que DeBord sugiere es que, como cultura, nos definimos tan completamente a nosotros mismos mediante el trabajo, que seguimos inventando nuevos empleos a medida que los antiguos se automatizan.

Musk ha afirmado que el ingreso universal básico será algo inevitable, sin embargo aún no contamos con una máquina del tiempo que nos muestre cuáles serán los empleos del futuro. En cambio, si Musk tiene razón, el orden mundial que vivimos actualmente y la subyugación a la que nos somete el capitalismo podría aflojarse o liberarse un poco. Como ven, todo esto tiene sus ventajas y desventajas; confío en que el humano utilizará esto a su favor.

Vía | Codigo Oculto

News Reporter

Administrador y redactor en la Puerta del misterio. Siempre pendiente de las cosas que suceden a nuestro alrededor para poder compartirlas con todo el mundo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: