Interfaces cerebro a cerebro: La ciencia de la Telepatía

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería caminar 1.6 kilómetros en los zapatos de otra persona? ¿O alguna vez has tratado de enviar un mensaje telepático a un compañero en camino para que “recoja la leche de camino a casa“?

Los avances recientes en las interfaces cerebro-ordenador están convirtiendo la fantasía científica de transmitir pensamientos directamente de un cerebro a otro en realidad.

Estudios publicados en los últimos dos años han reportado la transmisión directa de la actividad cerebral entre dos animales, entre dos humanos e incluso entre un humano y una rata. Estas “interfaces cerebro a cerebro” (BBIs) permiten la transmisión directa de la actividad cerebral en tiempo real al acoplar los cerebros de dos individuos.

Entonces, ¿cuál es la ciencia detrás de esto?

Leyendo las ondas cerebrales

La interfaz cerebro a cerebro se hace posible debido a la forma en que las células cerebrales se comunican entre sí. La comunicación célula a célula se produce a través de un proceso conocido como transmisión sináptica, en el que se transmiten señales químicas entre las células, lo que da lugar a picos eléctricos en la célula receptora.

La transmisión sináptica forma la base de toda la actividad cerebral, incluyendo el control motor, la memoria, la percepción y la emoción. Debido a que las células están conectadas en una red, la actividad cerebral produce un pulso sincronizado de actividad eléctrica, que se denomina “onda cerebral”.

Las ondas cerebrales cambian de acuerdo con los procesos cognitivos por los que el cerebro está trabajando actualmente y se caracterizan por el patrón de frecuencia temporal de los estados superiores e inferiores (oscilaciones).

Por ejemplo, hay ondas cerebrales que son características de las diferentes fases del sueño, y patrones característicos de varios estados de conciencia y consciencia.

ondas cerebrales
Un ejemplo de ondas cerebrales que aparecen durante una de las etapas del sueño.

Las ondas cerebrales se detectan mediante una técnica conocida como electroencefalografía (EEG), en la que se usa un dispositivo similar a un gorro de natación sobre el cuero cabelludo y se detecta la actividad eléctrica a través de electrodos. A continuación, el patrón de actividad se graba e interpreta mediante un programa informático.

Este tipo de interfaz cerebro-máquina forma la base de la tecnología de prótesis neuronal y se utiliza para restaurar la función cerebral. Esto puede sonar descabellado, pero las prótesis neuronales son en realidad un lugar común, ¡sólo piense en el implante coclear!

Telepatía técnica

La naturaleza eléctrica del cerebro permite no sólo el envío de señales, sino también la recepción de impulsos eléctricos. Éstos se pueden administrar de manera no invasiva utilizando una técnica llamada estimulación magnética transcraneal (EMT).

Un dispositivo TMS crea un campo magnético sobre el cuero cabelludo, que luego causa una corriente eléctrica en el cerebro. Cuando se coloca una bobina TMS sobre la corteza motora, las vías motoras pueden activarse, lo que resulta en el movimiento de una extremidad, mano o pie, o incluso de un dedo de la mano o del pie.

➡ VER:  ¿La música te da escalofríos? Entonces tu cerebro podría ser especial

Los científicos están trabajando ahora en formas de clasificar todo el ruido de las ondas cerebrales para descubrir señales específicas que puedan ser utilizadas para crear un canal de comunicación artificial entre los animales.

La primera demostración de esto fue en un estudio de 2013 donde un par de ratas fueron conectadas a través de un BBI para realizar una tarea conductual. La conexión se reforzó dando a ambas ratas una recompensa cuando la rata receptora realizó la tarea correctamente.

Poco después de este estudio se demostró que un ser humano podía controlar los movimientos de la cola de una rata vía BBI.

Ahora sabemos que los BBIs también pueden trabajar entre humanos. Al combinar EEG y TMS, los científicos han transmitido la idea de mover una mano de una persona a otra, que en realidad movía su mano. El BBI funciona mejor cuando ambos participantes son cooperadores conscientes en el experimento. En este caso, los sujetos se dedicaban a un juego de ordenador.

Pensando en ti

El último avance en BBIs humanas representa otro salto adelante. Aquí es donde se logró la transmisión del pensamiento consciente entre dos seres humanos en agosto del año pasado.

Usando una combinación de tecnologías -incluyendo EEG, Internet y TMS- el equipo de investigadores fue capaz de transmitir un pensamiento desde la India hasta Francia.

Las palabras se codificaron primero en notación binaria (es decir, 1 = “hola”; 0 = “adiós”). Luego, la señal EEG resultante de la persona que pensaba que el 1 o el 0 se transmitió a un dispositivo TMS conducido por un robot situado sobre la corteza visual del cerebro del receptor.

En este caso, los pulsos TMS dieron lugar a la percepción de destellos de luz para el receptor, que fue capaz de decodificar esta información en las palabras originales (hola o adiós).

Ahora que estas tecnologías BBI se están convirtiendo en realidad, tienen un enorme potencial para impactar la forma en que interactuamos con otros humanos. Y tal vez incluso la forma en que nos comunicamos con los animales a través de la transmisión directa del pensamiento.

Sin embargo, tales tecnologías tienen evidentes implicaciones éticas y jurídicas. Por lo tanto, es importante notar que el éxito de las BBI depende del acoplamiento consciente de los sujetos.

A este respecto, existe un gran potencial para que los BBIs algún día se integren en psicoterapias, incluyendo la terapia cognitivo-conductual, el aprendizaje de habilidades motoras, o incluso situaciones más fantásticas como el control remoto de robots en planetas distantes o la mente Vulcana se funde con Star Trek.

Pronto, bien podría ser posible experimentar realmente caminar un kilómetro en los zapatos de otra persona.

Vía | The Conversation por 

News Reporter
Administrador y redactor en la Puerta del misterio. Siempre pendiente de las cosas que suceden a nuestro alrededor para poder compartirlas con todo el mundo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: