Saltar al contenido
La Puerta del Misterio

Un agujero negro supermasivo se acerca a la Tierra y acabará con ella (Vídeo)

Un agujero negro supermasivo se acerca a la Tierra y acabará con ella (Vídeo)
Valora este post

Hay un agujero negro gigantesco, con millones de veces más masa que la de nuestro Sol camino hacia la Tierra, y acabará con la vida tal como la conocemos.

Este agujero negro en particular viene hacia nosotros a 110 kilómetros por segundo y está en el centro de la Gran Galaxia de Andrómeda, en dirección a la constelación de Sagitario.

En el centro de las galaxias más conocidas, existe un agujero negro supermasivo cuyas estrellas giran y ayudan a mantener todo en formación. Pero tal es la poderosa atracción gravitacional de la Vía Láctea y Andrómeda que están siendo atraídas la uno hacia la otra y un día se estrellarán. Fraser Cain, editor del sitio web Universe Today, escribió:

“Hay un agujero negro en el centro de la Vía Láctea. Y no cualquier agujero negro, es un agujero negro supermasivo con más de 4.1 millones de veces la masa del Sol. Está justo allí, en la dirección de la constelación de Sagitario. Ubicado a solo 26.000 años luz de distancia. Y mientras hablamos, está en el proceso de desgarrar estrellas enteras y sistemas estelares, ocasionalmente consumiéndolos, agregando a su masa como un tiburón voraz”.

Sin embargo, debido al tamaño de Andrómeda, solo habrá un ganador cuando se estrelle en la Vía Láctea. Pero como Andrómeda está a 2,5 millones de años luz de distancia, se tomará más de cuatro mil millones de años en alcanzarnos, por lo que estamos a salvo… por ahora.

El pánico ocurrirá cuando la Vía Láctea colisione con Andrómeda en unos 4 mil millones de años. Si es que todavía existe la humanidad.

De repente, habrá dos nubes enteras de estrellas interactuando de muchas maneras, como una familia mezclada e inestable. Las estrellas que hubieran sido seguras pasarán junto a otras estrellas y serán desviadas hacia las fauces de cualquiera de los dos agujeros negros supermasivos a mano.

El agujero negro de Andrómeda podría ser 100 millones de veces la masa del Sol, por lo que es un objetivo demasiado grande como para escapar de él.

Fuente | Phys