Saltar al contenido
La Puerta del Misterio

Un centro de visitantes en construcción es denunciado en Göbekli Tepe (Turquía)

Expertos arqueólogos han levantado una voz de advertencia y denuncia sobre las descuidadas obras que se llevan a cabo en torno al emblemático yacimiento de Göbekli Tepe, considerado el templo más antiguo del mundo, en medio de informes que señalan que el lugar está siendo dañado irreparablemente mediante la utilización de hormigón y maquinaria pesada.

“Mi dolor es difícil de expresar. Cada vez que visito Göbeli Tepe, veo salir a la luz otra fragmentación”, dijo la arqueóloga Çiğdem Köksal Schmidt (izquierda) después de su visita al yacimiento, en la provincia de Şanlıurfa, sudeste de Turquía, el pasado 14 de marzo.

“Como parte de la construcción de un techo protector, se han eliminado partes de la pasarela de madera con el supuesto de que se volverán a colocar adelante. Pero ahora mismo están construyendo una pasarela de hormigón en su lugar“, agregó Schmidt, la esposa del legendario fallecido profesor Klaus Schmidt (izquierda), quien previamente encabezó las excavaciones en Göbekli Tepe y murió en 2014.

Las fotos y videos donde se muestran la construcción de una nueva pasarela, así como equipos de construcción en el lugar, han provocado la ira de Schmidt que la ha compartido en las redes sociales.

Techo completado

El techo protector de 4.000 metros cuadrados, construido con un coste de 6,6 millones de euros, y la nueva pasarela se planificaron en el marco de la candidatura promocionada por Turquía para incluir a Göbekli Tepe en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO a finales de este año. El sitio ya fue incluido en la lista provisional de la UNESCO hace cinco años.

“Por lo que puedo ver en las fotos, han usado hormigón, y no deberían haber empleado ese material, o deberían haberlo empleado lo menos posible. Ya había un techo muy grande en medio del sitio natural. No deberíamos utilizar materiales muy modernos en semejantes yacimientos”, dijo el profesor Necmi Karul (derecha), miembro del Consejo Científico de Göbekli Tepe.

Ceremonia de apertura en abril
Se planea completar el trabajo de construcción antes de que el yacimiento se vuelva a abrir a los visitantes en abril.
“El trabajo de construcción de un centro de visitantes, tal como se refleja en los medios, parece un desastre … Deberían haberse movido con mucha sensibilidad en la zona protegida, pero podemos ver que se está utilizando equipo pesado de construcción. Es muy preocupante que los extraordinarios restos neolíticos y el templo redondo situado a la entrada hayan estado expuestos a tal acción. Es inaceptable que un trabajo de construcción tan descuidado pueda dañar este extraordinario sitio arqueológico”, advirtió el arqueólogo Nezih Başgelen (izquierda).

Tras las críticas al trabajo constructivo que se realiza en Göbekli Ttepe, el Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía ha emitido un comunicado en que dice que “solo se ha empleado equipo de construcción”, al tiempo que niega que se haya utilizado hormigón o asfalto.

En el comunicado también se lee que se ha colocado un fieltro protector en el suelo antes de que comenzara la construcción de la pasarela de 900 metros, que se colocaron piedras cúbicas sobre dicho fieltro, y que para fijar estas piedras se pusieron gruesas capas de mortero de 30 centímetros debajo de los bordes de las mismas.

En una declaración separada, el Ministerio describió las denuncias como “infundadas y no científicas”, negando rotundamente que el asentamiento prehistórico hayan sido dañado.
El ministerio también anunció que próximamente se organizaría una visita de observación a Göbekli Tepe con una delegación de expertos y periodistas.

Fuente: hurriyetdailynews.com